Puertas de cristal correderas

Las puertas de cristal correderas se integran perfectamente a todos los estilos de vivienda u oficina, brindando seguridad, una gran apariencia estética y sobretodo un manejo sencillo. Este tipo de puerta se utiliza para locales comerciales, centros de recepción de público, hospitales, comercios, residencias y demás lugares donde el tránsito debe de ser fluido y constante. Además también se puede utilizar en domicilios particulares separando estancias y facilitando el paso de la luz dentro de la casa.

PUERTAS DE CRISTAL CON CORREDERAS

Este tipo de puertas son de mucha utilidad para ambientes con climas extremos, gracias al aislamiento que proporciona su sistema de sellado, riel y cierre. La nueva generación de puertas correderas de cristal utilizan el sistema de aislamiento mediante burletes y de estructuras soldadas para todo el marco.

No puedes robarle espacio al vecino, pero si a tu casa. Este tipo de puertas te permiten ahorrar espacio y convertir ambientes que creías diminutos en un lugar más habitable. No renuncies a tener muebles en tu salón por falta de espacio, simplemente mejora el uso que hace de él.

Si deseas conocer la oferta en puertas correderas de cristal de “Vidrios Famar”, ponte en contacto con nosotros y te haremos llegar los modelos más indicados para cada caso concreto.  Envíanos tus medidas, fotos o planos de tu casa u oficina pinchando aquí.

PUERTAS CON CRISTAL

La mejor calidad en puertas correderas de cristal la encontrará en “Vidrios Famar”. Ajustándose en todo momento al presupuesto de cada cliente, respondemos siempre con eficacia ante cada tarea que es encomendada a su equipo de expertos. El servicio de asesoramiento es realmente exclusivo ya que cada uno de los profesionales de nuestra empresa tiene como principal objetivo la máxima satisfacción de cada cliente. Llame ya al 617213319 o mande un mail con su consulta a la dirección de correo electrónico: vidrios.famar@hotmail.com

Puerta corredera cristal

La reforma de la cocina implica una buena inversión de dinero, especialmente si se van a realizar cambios integrales que impliquen el alicatado y el suelo. Si se va a realizar este tipo de obra se debe de considerar también la posibilidad de modificar la entrada de la cocina.

En primer lugar hay que tener en cuenta el lugar en dónde puede ir situada la entrada. Al realizar obras de gran calado se puede mover el lugar de la puerta sin problema, incluso se puede modificar el ancho de la misma. Es buena idea, por tanto, emplear un poco de tiempo en estudiar la situación en la que irá la puerta.

Incluso se puede valorar la posibilidad de que haya más de una puerta de cristal, en el caso de que la habitación contigua sea el comedor. Una puerta que una cocina y comedor puede resultar muy útil y, si es corredera, no ocupará demasiado espacio. También puede ser una puerta que abra en ambas direcciones solo empujándola, como las de las cocinas de los restaurantes, para poder pasar con las manos ocupadas sin problemas.

Puertas de cristal correderas

La posibilidad de esta segunda puerta es interesante si la cocina es grande, ya que si es pequeña, reservar dos lugares para puertas ya no sale tan a cuenta. En cualquier caso, sí que se puede estudiar la posibilidad de que la única puerta de acceso a la cocina sea a través del comedor. Todo depende de cómo se quiera organizar la distribución de la casa.

En segundo lugar, es bueno pensar en el tipo de puerta que se desea. Una puerta corredera cristal es una excelente opción para una cocina, ya que además hacer que la cocina sea más luminosa no ocupa espacio hacia adentro. En este caso se puede instalar una puerta con una guía por la que se mueva la puerta quedando siempre exterior, o hacer doble tabique que oculte la puerta en el interior.

Puerta cristal corredera en Madrid

Esta segunda opción suele quedar mucho más curiosa, pero no hay que olvidar que aunque sea muy poco, roba algo de espacio a la cocina y además incrementa el precio de la instalación, por lo que hay que plantearse si realmente es lo que se quiere.

En cualquier caso, la puerta debe de ser de buena calidad, que se mueva con facilidad y que no sea inestable. El vidrio debe de ser templado para que no haya accidentes en el caso de que pueda romperse por un accidente.




Solicite Información

Acepto la política de privacidad